Cómo proteger a los adultos mayores de los ciberdelincuentes en tiempo de COVID-19

La tecnología ha evolucionado de una forma muy veloz, en 10 años, el internet sufrió un cambio que beneficio a muchas personas pero igual perjudico a otras, por ejemplo, a las personas que no tienen muchos conocimientos digitales y que son las más vulnerables a través de internet.

La frecuencia de estos ataques está incrementando notablemente durante el periodo de aislamiento social provocado por el COVID-19, cuando los ciberdelincuentes están aprovechando la gran conectividad que actualmente se tiene.

Según informa la Oficina de Seguridad del Internauta, los ataques de ingeniería social suponen el 93 % de las brechas de seguridad en condiciones normales, y debido al COVID-19, el Centro Criptológico Nacional, nos advierte de que el número de incidentes relacionados al ‘phishing’ en organismos públicos se ha incrementado un 70 %.

Los ciberdelincuentes utilizan correos fraudulentos, llamadas telefónicas o servicios de mensajería instantánea haciéndose pasar por gente de confianza, como el banco o el seguro médico, para solicitar información personal, robando así su información para poder acceder a servicios digitales como la banca móvil.  Incluso, están ofreciendo falsas informaciones sobre contagios cercanos al domicilio o páginas falsas en internet en donde hacen ofertas de productos que no son reales.

Muchas personas mayores no utilizan contraseña en algunos de sus dispositivos, porque en la mayoria de los casos tienen miedo a olvidarla o porque se les hace difícil configurar su dispositivo. Es además frecuente queutilicen contraseñas débiles como su nombre, su dirección o algo relacionado con su entorno, fácilmente adivinable por los ciberdelincuentes que hayan a la persona, si es el caso de un ataque dirigido.

Desde Academy Xperts México podemos hacer las siguientes recomendaciones:

  • Nunca proporcionar información de alta confidencialidad a través de llamadas telefónicas o correo electrónico.
  • No pinchar enlaces que vengan de fuentes desconocidas o descargar archivos de remitentes no oficiales.
  • Utilizar algun gestor de contraseñas como la herramienta de “keepass”, es una manera cómoda y fácil de tener almacenadas las contraseñas.
  • Desconfiar de anuncios o promociones que estén fuera de lo normal
  • Proteger los dispositivos con contraseñas robustas y distintas en cada servicio. En caso de que la aplicación tenga la opción, lo recomendable es activar la autentificación de doble factor, por ejemplo, al usar la banca móvil.

Leave a Comment