Energías Renovables en tiempos de Covid-19

La crisis sanitaria, humanitaria, social y económica desencadenadas por la pandemia del coronavirus (COVID-19) requieren una respuesta decidida a gran escala guiada por unas medidas sociales y económicas apropiadas.

El escenario de transformación energética ofrece una base sostenible con bajas emisiones de carbono, y segura para el clima con vistas a un desarrollo económico estable a largo plazo. Promete más empleos, un mayor crecimiento económico, condiciones de vida más limpias y una mejora sustancial del bienestar.

La transición energética puede impulsar un amplio desarrollo socioeconómico, guiado por políticas integrales que fomenten la descarbonización transformadora de las sociedades. Este enfoque global alinearía dicha descarbonización energética con los objetivos económicos, ambientales y sociales… un ejemplo claro, el Pacto Verde Europeo propuesto, que incluye el apoyo internacional a la energía limpia. Los estímulos económicos posteriores a la crisis sanitaria de 2020 podrían llevar a muchas sociedades a seguir una dirección similar.”

La generación de energía renovable sigue creciendo en 2020, a pesar de la pandemia de la Covid-19. Los costos de la electricidad generad a partir de fuentes limpias se han reducido drásticamente en la última década debido a la mejora de las tecnologías, informó la Agencia Internacional de Energía Renovable (IRENA por sus siglas en inglés).

De 17 mil proyectos recopilados por la IRENA en 2019, para la energía solar fotovoltaica (FV) los costos se han reducido en un 82% desde 2010, seguida de la energía solar de concentración (ESC) con un descenso del 47%, la eólica terrestre con un 39% y la eólica marina con un 29%.

La agencia Internacional de energía Renovable afirmó el aumento constante de la competitividad de las renovables, sumado a su modularidad, a su rápida escalabilidad ya su potencial de creación de empleo, hacen que también resulten muy atractivas cuando los países y las comunidades evalúan sus opciones de estímulo económico.

indicó que las renovables pueden alinear las medidas de recuperación a corto plazo con la sostenibilidad energética y climática a medio y largo plazo.

Las energías solar fotovoltaica y la eólica terrestre brindan unas posibilidades de despliegue rápido y fácil, mientras que las tecnologías de la eólica marina, la hidroeléctrica, la bioenergía y la energía geotérmica ofrecen opciones de inversión a medio plazo complementarias y rentables.

Estimó que con las subastas y los contratos de compraventa de energía (PPA) recientes, indican que el precio medio de la energía solar fotovoltaica en los proyectos que se pongan en marcha en 2021, supone un 42% menos que en 2019 y más de un 20% menos que el competidor a base de combustibles fósiles más barato, es decir, las centrales eléctricas de carbón.

A su vez, los precios de le eólica terrestre podrían bajar en 2021, 18% menos que en 2019. en los proyectos de energía eólica marina y de energía solar de concentración podrían bajar un 29% y 59% respectivamente, en comparación con los valores de 2019.

Referencias bibliográficas.

IRENA (2020), Global Renewables Outlook: Energy transformation 2050 (Perspectivas mundiales de las energías renovables: transformación energética de aquí a 2050), Agencia Internacional de Energías Renovables (IRENA), Abu Dabi. ISBN 978-92-9260-238-3 (Edición: 2020; original en inglés).

Rodríguez, I. (04 de junio de 2020). Generación de energía renovable crece en 2020 a pesar de la pandemia [Blog]. Recuperado de https://www.jornada.com.mx/ultimas/economia/2020/06/04/generacion-de-energia-renovable-crece-en-2020-a-pesar-de-pandemia-9170.html#:~:text=La%20generaci%C3%B3n%20de%20energ%C3%ADa%20renovable,de%20Energ%C3%ADa%20Renovable%20(IRENA%20por

Leave a Comment